Grandes Veleros recibieron a más de medio millón de visitantes en Buenos Aires

8-3-2010 | Fueron el atractivo indiscutible del fin de semana porteño. Familias completas hicieron colas por horas para subir a los buques de América latina y Europa. Mañana zarpan rumbo a la Isla de los Estados y Ushuaia. BUENOS AIRES – VELAS SUDAMÉRICA 2010 Fuente: Gaceta Marinera BUENOS AIRES – Más de 500.000 personas visitaron este fin de semana a los Grandes Veleros en su paso por el puerto de Buenos Aires, en el marco del Encuentro y Regata Internacional del Bicentenario “Velas Sudamérica 2010”. Los visitantes debieron toleraron colas de más de una hora en la Dársena Norte y Puerto Madero, con tal de abordar a estos barcos únicos en su tipo. Son diez veleros de gran porte que arribaron el jueves pasado tras participar en la fase atlántica de la Regata del Bicentenario organizada por las Armadas de Argentina y Chile. Las dotaciones los recibieron de manera cortés y les ofrecieron un recorrido por la cubierta de sus barcos, donde la gente se sorprendió gratamente al encontrarse con grupos musicales que interpretaron temas típicos de sus nacionalidades. Además, en el transcurso de las tardes, la Banda de Música de la Armada Argentina, la Banda de Patricios de Ejército y la Fanfarria Militar “Alto Perú” del Regimiento de Granaderos a Caballo “General San Martín” recorrieron el predio, en diferentes momentos, deleitando a los presentes con los sones de las marchas militares. Por la noche hubo shows de luces y sonido organizados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en adhesión al encuentro. Hoy se realizó la última jornada de puertas abiertas de los buques al público y las actividades sirvieron para conmemorar el “Día internacional de la Mujer”. Los Grandes Veleros: “Gloria” de la Armada de Colombia; “Juan Sebastián Elcano”, de la Marina Española; “Guayas” de Ecuador; “Cisne Branco” de la Marina Brasileña; “Capitán Miranda”, de la Armada de la República Oriental del Uruguay; “Esmeralda”, de Chile, “Sagres”, de Portugal, “Cuauhtemoc”, de la Armada de México; “Simón Bolívar”, de Venezuela y la fragata ARA “Libertad”, de Argentina. La más bella “Papá, ¿cuál es el más grande?”, preguntó un nene mientras con su familia bordeaba los buques escuela amarrados a la dársena. “El chileno y el español, hijo”, contestó el padre. “¿Y el más bonito?”. “Ah, ese es la ‘Libertad’”. Quizás por un sentir que supera la admiración a la belleza, la más elegida por los visitantes fue la fragata “Libertad”, de la Armada Argentina. Ella conjuga el mensaje de paz y amistad que nuestro país le envía al mundo, es nuestra embajada itinerante y un pedazo de Patria surcando el mar. La recepción de los visitantes fue pareja en todos los casos. Al ritmo de las músicas típicas, los turistas y locales pudieron abordar los grandes veleros de Brasil, Chile, Colombia, Portugal, Venezuela, España, Ecuador, México, Uruguay y Argentina. Personas de todas las edades y familias completas que, en algunos casos, no excluyeron a las mascotas del hogar, recorrieron la Dársena Norte, disfrutando además de diversos espectáculos musicales. Las actividades Las jornadas de puertas abiertas comenzaron el viernes. Ese día además del acceso a los buques escuela, los visitantes pudieron disfrutar de las actuaciones de la Banda de Música de la Armada y la banda del Regimiento de Patricios, además de diversos videos. El sábado se sumó a los espectáculos del día anterior la banda de la Fanfarria Alto Perú y la actuación del Coro Passat Chor Lubeck, de Alemania, en la proa de la fragata “Libertad”. Luego tomó su lugar la Orquesta de la Armada. Por la noche, un singular espectáculo de luces en el Puente de la Mujer atrajo la mirada de los visitantes. El domingo dio la bienvenida a la gente la Banda de Música de la Armada, que desplazó su ritmo por los diques 3 y 4 de Puerto Madero. Más avanzada la tarde, la gente pudo disfrutar del show musical organizado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, en la Plaza Reina de Holanda, en Dique 3. Solidaridad con Chile. Quienes se acercaron recibieron lápiz y papel para escribir mensajes de solidaridad para el pueblo chileno, azotado por un terremoto el pasado 27 de febrero, que serán entregados cuando los veleros toquen los puertos de Valparaíso y Punta Arenas. Los hombres de 1812 Con trajes típicos de principios del siglo XIX, el grupo de representaciones históricas “Los Corsarios del Plata”, le dio el toque diferente a las jornadas de puertas abiertas. Según los integrantes Luis Cababie y Pedro Pelliza, los grandes veleros son una conjugación entre modernidad y romanticismo admirable. Estos actores, enfundados en trajes originales de los marinos de 1812, dedicaron el domingo a visitar los barcos. Claro que debido a su atuendo no pudieron evitar el flash de los visitantes ni el pedido de algunos que quisieron retratarse junto a ellos con los veleros de fondo. Una verdadera fiesta bicentenaria Más de mil tripulantes de diez marinas del mundo, acompañados por colectividades y escuelas, desfilaron el sábado pasado por la avenida Sante Fe.