Un Paseo por los Sentidos alrededor de la bahía de Punta del Este con carnes y vinos uruguayos premiados

Antes de iniciar una gira durante la cual tiene previsto atracar en veinte puertos de distintos países de América, el buque escuela Capitán Miranda recibió a un nutrido grupo de invitados y de medios de comunicación en el puerto de Punta del Este, con el motivo de la presentación de Un Paseo por los Sentidos, Uruguay Natural, programa integrado por el Ministerio de Turismo y Deporte, el Instituto Nacional de Carnes y el Instituto Nacional de Vitivinicultura.Capitán Orlando Mara del buque escuela Capitán Miranda; Director General del Ministerio de Turismo y Deporte Dr. Antonio Carámbula, Director de Turismo de la Intendencia de Maldonado Horacio Díaz; Ing. Agr. Estela de Frutos de INAVI y Alfredo Fratti, Presidente de INAC.ImprimirEnviarConstruido en 1930, el Capitán Miranda -un elegante velero de 61 metros de longitud, con casco de acero, calado de 4,2 metros y velas que ocupan una superficie de 850 metros cuadrados, algunas de ellas decoradas por Carlos Páez Vilaró- se encuentra actualmente participando de la Regata Bicentenario, que partió de Rio de Janeiro el 7 de febrero y que culminará el 28 de junio en el puerto mexicano de Veracruz, como festejo de los bicentenarios de la independencia de 10 países latinoamericanos.

Antes de partir hacia Brasil, su primer destino, el Buque Escuela con su dotación de 81 tripulantes al mando del Capitán Orlando Mara, realizó un paseo por el espectacular marco natural que ofrece la bahía de Punta del Este, con motivo de la presentación de Un Paseo por los Sentidos, Uruguay Natural, un programa integrado dedicado a la promoción de la Marca País Uruguay Natural en el mundo. Durante el tour los invitados pudieron degustar carnes y vinos especialmente seleccionados para la ocasión por el Instituto Nacional de Carnes (INAC) y el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI), respectivamente.

Los vinos fueron escogidos de la lista de los 32 vinos premiados durante el año 2009 en los concursos internacionales más prestigiosos de Argentina, Canadá, España, Eslovenia, Francia e Italia.

Los vinos uruguayos son hijos de una viticultura atlántica, que permite cultivar con éxito variedades como tannat, cabernet sauvignon y sauvignon gris, que integraron la cata.