Del Estrecho más austral al Desierto


Del Estrecho más austral al Desierto Tomando como punto de partida el lugar donde Magallanes descubrió la estrecha unión entre los dos océanos, comenzamos una nueva etapa de la Regata Bicentenario, renombrada para este período que abarca Puertos Chilenos, como Regata de la Solidaridad. Surcando los canales fueguinos y magallánicos descubrimos paisajes extravagantes y bellezas de la naturaleza que van desde los inmensos glaciares, montañas con sus picos nevados, caídas de agua y cruce de estrechuras hasta pasos de restringida navegación como “Paso Timbales”, “Angostura Guía” y “Angostura Inglesa” De esta manera llegamos a Punta Arenas, primer Puerto Chileno en recibirnos. Los magallánicos nos hicieron sentir su calidez, visitando en grandes masas los veleros. Según detallan es la primera vez que acontece un hecho de estas características por lo que no demoraron en recorrer toda la flota de los grandes veleros. Varias fueron las actividades, desde la toma de la “Foto oficial”, hasta la actuación de nuestra Cuerda de Tambores en el gimnasio Fiscal. Contamos en esta travesía con el apoyo de dos oficiales Chilenos especializados en el practicaje de los canales Fueguinos, quienes desembarcaron en la Bahía de Ancud. Buenos vientos nos acompañaron durante la pierna, incluido el tan mentado Golfo de Penas”, hasta que informes meteorológicos apartaron nuestro rumbo, llevándonos a resguardo hasta la Bahía de Puerto Montt, lugar donde fondeamos y tuvimos la oportunidad de conocer y disfrutar de la Ciudad por unas horas. Al final del día el Velero ya se encontraba listo para retomar su rumbo. En la mañana del día ocho de abril y en las proximidades de Talcahuano, se había establecido la línea de largada de la Regata Solidaridad que nos llevaría hasta Valparaíso. Pero la falta de viento no permitió la largada, postergándose así hasta el día diez de abril y culminando de acuerdo a lo previsto el día once. Fueron 24 horas de honda adrenalina, y gran velocidad de todos los participantes, haciendo un promedio de más de 11 nudos de avance real. Ya atracados en Puerto de Valparaíso, varias fueron las actividades que transcurrieron durante nuestra estadía, entre las que se destacaron la visita de la Escuela primaria República Oriental del Uruguay”, para la que la Cuerda de Tambores ofreció una demostración de nuestra cultura, y también hubo un almuerzo protocolar donde recibimos autoridades diplomáticas y militares. En el mismo tuvimos el agrado de contar con la presencia entre otros del Dr. Carlos Pita (Embajador de Uruguay en Chile),el Sr. Jorge Aldunate (Cónsul honorario de Uruguay en Valparaíso) y el Sr. Comodoro Jorge Cruz Jaramillo (Representante del Comandante en Jefe de la Armada) y destacados empresarios. Luego de cinco intensos días de actividades y de haber disfrutado de las bellísimas ciudades de Valparaíso y Viña del Mar, poco a poco nos vamos despidiendo de las bajas temperaturas para emprender así una nueva etapa poniendo rumbo hacia el Puerto de Antofagasta que se encuentra en el desierto de Atacama, el segundo más grande del mundo. Al mediodía del miércoles 21 nuestra banda de Babor se posaba sobre el muelle del mencionado puerto. Una vez más el cálido recibimiento del pueblo chileno se hizo notar, una multitud nos dio la bienvenida en el último puerto de la Regata en Chile. Corta fue nuestra estadía ya que sólo estuvimos dos días, pero de 25.000 personas visitaron el “CAPITÁN MIRANDA”. Caracterizó el arribo a cada puerto chileno un emotivo Desfile Naval, donde cada velero desplegó su velamen, devolviendo el afectuoso recibimiento y adhiriendo al tan celebrado Bicentenario. Algo que también identificó nuestras recaladas en Chile, fue desarrollar Conciertos Solidarios, en los que participaron las Bandas Musicales de los diferentes veleros, en nuestro caso nuestra cuerda de Tambores y Batucada, que con su ritmo contagioso hizo vibrar a los locatarios.


Debido a la tragedia vivida por el pueblo chileno el 27 de febrero pasado, los veleros y sus tripulaciones llevaron un poco de brisa fresca y amistad, extendiendo sus manos hacia quien lo necesitara y entregando nuestra Tripulación en Valparaíso cartas escritas de puño y letra por cada uno de sus integrantes con palabras de aliento, reflejando nuestro sentimiento con los hermanos chilenos y deseando que la recuperación sea lo más rápido posible. De esta manera, dejando atrás y grabada por siempre esta experiencia única, se pone proa a otra etapa del viaje XXIX de Instrucciónde nuestra emblemática nave. En esta oportunidad hacia tierras incaicas, donde el puerto del “Callo” y toda su rica historia espera con entusiasmo la llegada de la Regata Bicentenario y a estos once “hermosos y majestuosos” veleros. Hasta la próxima ¡ ¡ ¡ Velero Escuela “CAPITÁN MIRANDA” Embajador del URUGUAY en los mares del Mundo 2010