DE LA CIUDAD MARAVILLOSA AL FIN DEL MUNDO

De la “CIUDAD MARAVILLOSA” al “FIN del MUNDO”
Fue en la mañana del 20 de enero
cuando el V/E Capitán Miranda
comenzó un nuevo sueño con
todos sus tripulantes. La goleta partía
rumbo a Río de Janeiro para unirse a
otros veleros y emprender así la regata
Velas Sudamérica 2010, significando
esto un nuevo desafío ya que es la
primera vez que esta emblemática nave
recala en lo que se denomina el “fin del
mundo”. 

Tras una satisfactoria zarpada y nueve días de navegación arribamos a Rio de Janeiro
desfilando por sus costas con los Veleros participantes, para luego ser recibidos por las
autoridades pertinentes junto a la Banda Marcial del Cuerpo de Fusileros Navales.
De domingo a domingo fuimos participantes e incluso anfitriones de diversas actividades,
entre las que se destacan recepciones a bordo y en otros veleros, visita al Primer Distrito
Naval y a la Gobernación de Río de Janeiro entre otras. En nuestra estadía fuimos
visitados por más de 7000 personas atraídas por la magia de nuestro velero. Recibimos la
visita del Diputado Luis ROSADILLA, actual Ministro de Defensa Nacional y la de
Sebastián Abreu, futbolista uruguayo, destacado en el exterior, lo que enmarcó el término
de jornadas amenas. 

A las 10:00 horas del 07 de Febrero ya nos encontrábamos listos para comenzar la travesía
hacia el puerto de Mar del Plata. Tras el B/E Cuauthémoc nos acercamos a la línea de
partida, logrando a las 17 horas largar en una segunda posición y arribando a la línea de
llegada en proximidades del Hotel Provincial en cuarto lugar en la general.
Después de esta dura travesía, pero gracias a los vientos favorables, nos vimos
beneficiados al poder entrar a puerto cuatro días antes y pese a los fuertes vientos, tuvimos
un cálido recibimiento. 

En una de las tantas tardes marplatenses
desfilamos hasta el palco de autoridades
con nuestra tripulación donde recibimos
el segundo premio dentro de nuestra
categoría, además de una distinción
especial por ser el Velero más antiguo y
otra atención por parte del correo
argentino, el que confeccionó una
estampilla con los veleros participantes
de la Regata.
Entre las visitas se destacó la del
Comandante en Jefe de nuestra Armada
Nacional, Almirante Oscar Debali de
Palleja.


Rumbo a nuestras aguas
En la madrugada del viernes 26 de Febrero partimos hacia un nuevo destino: Montevideo.
Ingresando a aguas territoriales fuimos anfitriones frente a las costas de Punta del Este de
una tenida un tanto particular, un desayuno en el cual hicimos partícipes a todos los
veleros a través de sus comandantes. Otra de las actividades realizadas fue la visita al
Yacht Club Punta del Este y un brindis en la distinguida Casa Pueblo junto al Maestro
Carlos Páez Vilaró donde se disfrutó de una hermosísima puesta de sol.
Divisando el cerro de Montevideo, imagen particular al ingresar a nuestro puerto,
comenzamos una estadía diferente ya que esta vez seríamos los dueños de casa.
En la noche se brindó una cena de bienvenida para 2000 tripulantes en la Rural del Prado,
deleitando con un asado a nuestros invitados. 

Una nueva despedida nos tocó vivir ya que una vez más dejamos atrás nuestro país para
seguir adelante con lo encomendado, embajador itinerante de los mares del Mundo.
Nuevamente orientando nuestra proa
hacia la República Argentina, Buenos
Aires nos recibía con su música, danzas
típicas, y con un programa de eventos y
actividades que hicieron nuestra estadía
agradable y entretenida. 

El Sr. Comandante, CN (CG) Orlando MARA en representación de todos los
Comandantes de los Veleros integrantes de la Regata “Velas Sudamérica 2010”, hizo uso
de la palabra en la Junta de Gobierno de la ciudad, frente al Gobernador Ing. Mauricio
MACRI, embajadores de diferentes países y autoridades nacionales y de la Armada
Argentina, en agradecimiento a la cálida y fraternal acogida en esa ciudad.
Nuestras especialidades gastronómicas deleitaron a las autoridades locales quienes se
hicieron presentes en la popa de nuestro velero el día previo a la zarpada, recibiendo
además a la Ministra de Defensa Nacional de Argentina.
Cumpliendo con nuestro objetivo en esta ciudad, nos dirigimos hacia la ciudad más austral
del mundo. 

Un nuevo desafió: El “Fin del Mundo”
Once días de navegación eran los previstos, pero luego de haber franqueado las
inclemencias del tiempo, nos apartamos de la derrota planificada, recalando en Puerto
Madryn para garantizar que el Velero estuviese en buenas condiciones para continuar con
nuestra travesía. 

Aprovechamos además para conocer esta maravillosa ciudad y así al día siguiente partir al
destino establecido.


En una fría mañana resplandecía la
belleza de los picos blancos, que a lo
lejos no solo indicaba el final de una
pierna más, sino una nueva marca en la
historia del V/E Capitán Miranda, ya que
era la primera vez que atracaba en Tierra
del Fuego, Ushuaia. 

A través de nuestros instrumentos
colmamos las calles de ritmos y colores
transmitiendo nuestro agradecimiento
a la población que se hizo presente y nos acompañó durante todo el desfile, el que finalizó
con un acto en el que se le hizo entrega al MP (MOT) Juan DECENA una distinción por
ser el tripulante más joven de la embarcación. 

También se participó de un campeonato de fútbol en el estadio municipal de la ciudad
entre ocho buques, disputando la final en un clásico rioplatense contra la Fragata A.R.A
Libertad (Argentina), en la que se obtuvo un segundo puesto y un reconocimiento al
golero menos vencido. 

Zarparemos así en pocas horas rumbo a aguas chilenas y los canales fueguinos, que nos
esperan para comenzar otra parte de este viaje que rememora el quimérico ideal de
nuestros libertadores, conmemorando los bicentenarios de cinco diferentes naciones de
América y llevando estos grandes veleros un mensaje de fraternidad y amistad durante la
Regata del Bicentenario alrededor de toda América Latina.