XXIII Viaje de Instrucción / Informe de la Primera etapa

A Partir del puerto de Fortaleza, se realizó una navegación de 11 días de duración, caracterizada por la integración total de los Guardiamarinas e invitados, tanto extranjeros como nacionales, a las actividades del buque y al régimen de instrucción y adiestramiento.

El cruce del Ecuador, una ceremonia con larga tradición

También, como es tradicional, en esta parte de la navegación se llevaron adelante los preparativos para recibir al Rey Neptuno y su corte.

En efecto, al cruzar el ecuador, aquellos tripulantes “infieles”, es decir, quienes nunca cruzaron esta línea imaginaria, deberán ser bautizados para evitar la ira del soberano de los mares.
Este rito pagano, tiene larga data y consiste, en primer término, de la entrega del mando simbólico del buque al Rey Neptuno por parte del Comandante, una vez que este se presenta a bordo.

A partir de ese momento se da inicio a la ceremonia que incluye el empleo de una pira bautismal, cuyo contenido nunca ha sido totalmente revelado y que, como parte central del ritual, es derramado sobre cada infiel en el momento que éste pronuncia su nombre de bautismo, asegurando así, su nueva condición de súbdito del rey de los mares. Estos nuevos nombres en general, responden a distintos ejemplares de la fauna marina.
En la noche se concluye la ceremonia con la entrega de los certificados de bautismo a los ex infieles y éstos, a su vez, tienen la oportunidad (por única vez) de representar una parodia donde imitan al resto de la tripulación, incluyendo al Comandante.

Los puertos visitados

Fortaleza, capital del Estado de Ceará ubicada al Nordeste del Brasil, fue fundada en el año 1611. Por su proximidad con el Ecuador, presenta un clima cálido y húmedo cuya temperatura media anual es de 27 grados. Cuenta con una población que supera los dos millones de habitantes, un activo puerto comercial y una muy interesante oferta de atractivos turísticos que lo han convertido en uno de los principales destinos elegidos por los visitantes extranjeros que año tras año llegan a ese país.
Para el buque, esta es una escala prácticamente ineludible en cada travesía. En primer término por su ubicación geográfica, representa una recalada ideal tanto para las rutas que conducen al Caribe y América del Norte como para diferentes destinos en Europa. Por otro lado, la tradicional hospitalidad brasileña, es uno de los atributos de esa ciudad, que el buque usufructúa de manera particular como consecuencia de sus frecuentes visitas.

Las actividades protocolares, en esta oportunidad, consistieron en un almuerzo ofrecido a bordo en honor de las autoridades civiles y militares locales y posteriormente, en una recepción oficial. En este ultimo caso, corresponde destacar la concurrencia del Gobernador del Estado de Ceará, Lucio Goncalvo de Alcántara, quien además de jerarquizar la reunión con su distinguida presencia, demostró un profundo conocimiento sobre nuestro país, a la vez que, manifestó interés por las potabilizadoras de agua desarrolladas en el Uruguay, tema que tomo a su cargo nuestro Cónsul Honorario, el Dr. Hugo Zanocchi.

San Juan, por su arte, es la capital del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Esta isla, la más oriental de las antillas mayores, fue descubierta en 1492 por Cristóbal Colon quien la bautizó como San Juan Bautista, mientras que el asentamiento original donde hoy día se ubica su bellísima capital, era conocido como Puerto Rico; curiosamente con el transcurso de los años los nombres se invirtieron.
El Estado, tiene una población de 3.5 millones de habitantes, cifra similar a la cantidad de portorriqueños que habitan en los Estados Unidos.
Los productos químicos farmacéuticos, el ron, los textiles, la electrónica y el turismo son algunos de los pilares principales de su economía. En ruta hacia la costa este de los Estados Unidos, representa una excelente escala intermedia.
En la isla vive dispersa una pequeña, pero muy activa colonia de uruguayos que en cada oportunidad que el Miranda recala allí, se acercan para ofrecer su afecto y desinteresada colaboración. La presencia del buque a su vez, les permite sentirse más próximos a su país al que añoran y anhelan regresar algún día.

Al respecto, resultó muy emotivo descubrir que dentro de un sobre enviado al buque por parte de Diber, una uruguaya residente en San Juan, se encontraba un cuento que relataba la historia de aquella entrañable mascota del buque: Foque.
Se trata de un relato breve donde la autora expone a través del propio protagonista su vida, con gran ternura, sencillez e imaginación.

Finalmente es importante señalar que durante las visitas del público en general, así como durante las actividades protocolares, despertaron particular interés los productos turísticos uruguayos así como los alimenticios, en especial la carne y el vino, lo que generó fundadas expectativas de que, en un futuro cercano, se pueda desarrollar algún negocio concreto dentro de esos rubros.

Actualmente enfrenta un nuevo desafío que a su vez, representa nuevas oportunidades que el buque y su tripulación tratan de capitalizar. En efecto, se están visitando cuatro puertos de la costa este de los Estados Unidos que en conjunto significan un mercado potencial de 33 millones de personas con las que el Capitán Miranda y por ende el Uruguay, tendrá contacto por casi 20 días. Cumplida esta etapa seguramente, retomaremos contacto para hacerles saber los resultados de esta experiencia.-