LA HABANA - COZUMEL

Debido al cambio repentino de puerto a visitar antepusimos La Habana a Cozumel, el día 22 de Mayo fuimos recibidos, como todas la veces que el Buque visita este puerto, con todos los honores, salva de 21 cañonazos, Autoridades de nuestra Embajada y Cubanas, una comisión de Alumnos de la Academia Naval, la Banda de la Marina de Guerra, la que interpretó los himnos de ambos países siendo estos entonados tanto por los ciudadanos cubanos presentes como también por nuestra tripulación. También se encontraban presentes medios de prensa locales registrando nuestra llegada al puerto. En el correr de la mañana se llevaron a cabo las visitas protocolares del Comandante del Buque al Comandante en Jefe de la Marina de Guerra y al Vice Presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular. Al mediodía se realizó un almuerzo protocolar a bordo donde concurrieron: el C/A Luis González Navarro, (Segundo Jefe de la Marina de Guerra Revolucionaria), el General de Brigada Arnaldo Tamayo Méndez (Director de Relaciones Internacionales del MINFAR, Excmo. Carlos Manuel Puente (Vicepresidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular) y la Sra. Cecilia Otegui (Encargada de Negocios de la Embajada Uruguaya en Cuba) En el transcurso de la tarde se rindieron homenajes con ofrendas florales a José Martí en el Parque Central y al Gral. José Gervasio Artigas en el Parque de la Fraternidad. Continuando con las actividades para este primer día, en horas de la noche se llevó a cabo una recepción en el buque, donde concurrieron casi cien invitados. El día sábado, mientras la Plana Mayor fue trasladada por parte de la Marina Cubana para realizar una visita al conocido lugar turístico de Varadero, otra delegación formada por Guardia Marinas, Invitados y Personal Subalterno recorrió los hermosos lugares del Centro Histórico de la Habana Vieja. En la tardecita de este sábado fuimos invitados a la Fortaleza “San Carlos de la Cabaña” donde se recorrieron las antiguas instalaciones casi intactas de este histórico lugar, construidas por los Españoles en el siglo XVIII, para asistir luego a la ceremonia del “cañonazo de las 9 de la noche”, la misma es una tradición que llama la atención de todos los turistas ya que es una reconstrucción de época. Este acto que se realiza a diario representa el “Toque de Silencio” que se llevaba a cabo en los inicios de este país para indicarles a sus pobladores que se cerraban las 8 puertas de la ciudad amurallada. El domingo 24 fue visitamos el “Museo de la Revolución” donde pueden enmarcarse dos hechos muy destacables de la historia cubana: la embarcación “GRANMA” que fuera utilizada para el traslado de las personas que iniciaron la revolución entre los que se encontraban Fidel Castro y su Hermano Raúl Castro, y una muestra muy amplia del proceso de la misma que logró la victoria en el año 1959. Este domingo en la tarde, fue el único día disponible para que la tripulación pudiera conocer por sus propios medios las playas, algunos centros comerciales y otros lugares también de interés de lo que es La Habana en su conjunto. En el penúltimo día de puerto tuvimos la oportunidad de visitar la Escuela Latinoamericana de Medicina, Institución que forma anualmente unos 3.000 médicos de todo el Continente Americano, incluyendo a Estados Unidos y entre los que se encuentran, como no podía ser de otra manera, mas de 140 potenciales galenos de nuestro Uruguay. Allí se realizó una presentación muy amena y pudimos conocer las principales instalaciones como así también el quehacer del diario vivir. Esa misma mañana una delegación integrada por la Plana Mayor, Guardia Marinas, Invitados y Personal Subalterno visitó el Memorial de José Martí. Edificio impresionante en forma de estrella y que mide 103 metros de altura construido en hormigón macizo contando solamente en su planta baja con 4 salas de exposiciones y en la cúspide con un mirador, donde se puede observar la ciudad de La Habana en todas sus direcciones. Hicimos una recorrida de las instalaciones y de la vida de José Martí a través de sus fotografías ya que como dato curioso la guía nos relató que existen 42 fotografías de Martí, una de cada año de su vida. La agenda fijada no dio tregua en ningún momento y en horas de la tarde se llevó a cabo una visita a la Academia Naval de Cuba, concurriendo el Comando del Buque, Oficiales de la Plana Mayor, Oficiales en Instrucción, Invitados y Personal. Mientras unos recorrían las instalaciones de la Institución, los demás participaban de un partido de fútbol, donde nuestros representantes haciéndose gala de la “Garra Charrúa” se marcharon con el triunfo de 4 a 0 ante la representación Cubana. Durante los días sábado domingo y lunes el buque permaneció abierto al público en horario vespertino siendo visitado por 2855 personas Como broche de oro en la noche fuimos invitados a una Cena que se llevo a cabo en las instalaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de las FAR, compartiendo gratos momentos de camaradería, degustando platos típicos y disfrutando de un agradable show en vivo de música y baile, brindado por el cuerpo de baile de la Televisión Cubana. En la mañana del martes 26 y con la presencia nuevamente de la Encargada de Negocios de nuestra Embajada, Autoridades de Cuba, una banda que nos despedía haciéndonos escuchar algunas canciones típicas de Latinoamérica y un sinfín de personas que se agolparon en la calle nuevamente emprendimos viaje al próximo destino. Este puerto quedó atrás con varias sensaciones encontradas, como por ejemplo los que han repetido la visita, el reencuentro con amistades y lugares que jamás serán olvidados, los que llegaron por primera vez, llevarse la mejor impresión de haber conocido esta tierra tan hermosa y espectacular que jamás se hubieran imaginado. Fue un placer haber podido recibir en este pequeño pedazo de nuestro suelo a muchos de los estudiantes compatriotas de la Escuela de Medicina y de la Facultad de Odontología que se encontraban en su viaje de egresados, los que permanecieron a bordo casi todo el tiempo de la estadía, compartiendo con la tripulación, el mate, la comida e intercambiando ideas. Por sobre todas las cosas y a nivel general de opiniones de la dotación, llevamos el mejor recuerdo de un pueblo Cubano que siempre nos ha recibido con el mayor de los afectos y que se brinda a pleno para hacernos sentir uno más entre ellos para que nuestra estadía sea lo más placentera posible. Solamente dos días nos separan del Puerto de Cozumel y debido al desgaste físico por las múltiples actividades llevadas a cabo en puerto, durante la tarde del primer día, la tripulación se dedico a tomar un reparador descanso. En la mañana del día siguiente izamos velas para aprovechar las condiciones meteorológicas favorables, desarrollando una velocidad de casi 7 nudos y continuando con proa hacia nuestro próximo puerto. Esta misma mañana y dado que se cuenta entre la dotación un invitado de la Armada Argentina, se realizó un acto en la cubierta de botes con presencia de toda la tripulación para recordar el “Día de la Revolución de Mayo de 1810” siendo el orador en la oportunidad el Guardia Marina Agustín Cerqueiro, representante de la hermana Institución.