Velero Escuela “Capitán Miranda” en Puerto La Cruz - Venezuela

 

Velero Escuela “Capitán Miranda” en Puerto La Cruz - Venezuela

 Luego de cinco intensos días de puerto en la ciudad de Fortaleza, nuestro velero se adentro nuevamente en el océano para cumplir con la segunda etapa de su travesía; próximo destino: Puerto La Cruz, República Bolivariana de Venezuela. Así es como durante ocho días perdimos de vista la costa y navegamos en aguas tropicales en las que cumpliríamos con una de las más ricas tradiciones marineras: el cruce del Ecuador.

En la madrugada del 24 de abril, a las 04:20 horas, el V/E “Capitán Miranda” se adentro en los dominios del Dios Neptuno llevando a bordo a cincuenta y tres infieles, los cuales fueron debidamente iniciados en los misterios de la antigua Orden de las Profundidades.

De esta forma, una vez más se continuó la tradición marcando ese día en la vida de cada uno de los hombres y mujeres que participaron de este ceremonial, convirtiéndolo en único e inolvidable para todos ellos.

 En los días siguientes, la fuerza de Eolo manifestada en vientos tropicales de más de veinte nudos, permitieron izar las velas, navegando durante tres días consecutivos sin propulsión motora, logrando superar gracias a la fuerte influencia de la corriente ecuatorial del Sur nuestra anterior marca al desarrollar una velocidad máxima de 13.3 nudos.

Se logró también, por parte de la invitada de la Facultad de Ciencias, tomar finalmente una muestra celular de un delfín, la que fue procesada para su posterior estudio y fue posible que toda la tripulación observara la fuerte influencia del Río Amazonas, el cual oscureció nuestras aguas a pesar de encontrarnos a mas de cien millas de su desembocadura en la costa.

 Cabe destacar que durante esta pierna, contamos con la presencia a bordo de la Oficial Auxiliar Vanesa Leiva y del Cabo Segundo Leonardo Aguirre, pertenecientes a la Prefectura Naval Argentina, quienes se encuentran en adiestramiento para prestar servicios en un buque de similares características al nuestro, el cual esta siendo remodelado en un astillero argentino con el fin de convertirlo en Buque Científico y Velero Escuela para los cadetes de esta Fuerza.

Los buenos vientos y las corrientes favorables permitieron que los días de navegación disminuyeran, haciendo que el buque, llegara dos días antes de lo previsto a fondear frente al Puerto de La Cruz.

Ya ha pasado un mes desde que dejamos atrás nuestra patria y las expectativas aún siguen creciendo. Luego de haber visitado el primer puerto y de estar desembarcando en el segundo, cada día que pasa es una experiencia nueva que nos alienta a seguir adelante y a ser cada vez más profesionales.